Cómo motivar al alumnado con problemas de conducta a través de las redes sociales

Metodología para implementar #50happydays en el centro de secundaria

Hay ciertos momentos en los que nos encontramos en el centro educativo (sobretodo en los cursos de la E.S.O.), con un alumnado con problemas de conducta. Por ello, intentar controlar las emociones del alumnado para ayudarles a conseguir competencias clave del curso, es fundamental.

Algunos de estos problemas de conducta son debidos a:

  • Hiperactividad
  • Consumo de alcohol, adicciones
  • Problemas de atención
  • Retraimiento social
  • Conducta rebelde y agresividad
  • Conducta antagonista y desafiante
  • Depresión y trastornos emocionales
  • Problemas familiares
  • Conflictos derivados del mal uso de internet y las redes sociales
  • Depresión o baja autoestima

Impartir clase en un ambiente con alumnado afectado por estas problemáticas es complicado y resulta extremadamente difícil cumplir con los objetivos establecidos para cada curso, por lo que lidiar con esta problemática debería ser una prioridad.

En estos casos, es importante poder identificar la problemática de cada uno y las causas que impiden que el alumnado sea productivo. Por ello, es necesario que el profesorado sea capaz de reorientar al alumno y sea capaz de guiarle hacia su futuro, evitando así el fracaso escolar y otras posibles consecuencias difícilmente reversibles. Además, veo indispensable poder educar al alumnado hacia un buen uso de las redes sociales. Las redes sociales son nuestra carta de presentación para la sociedad y nuestro futura empresa. Por ello, mediante esta actividad, no solamente estaremos ayudando a motivarles, sino que además, estaremos enseñando a utilizar las redes sociales con responsabilidad.

Marco teórico en el que se basa esta actividad

El Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos es un estudio trienal que evalúa la medida en que el alumnado de 15 años, cerca del final de la educación obligatoria han adquirido los conocimientos y habilidades necesarias para la participación activa en sociedades modernas.

Según este estudio, “En  resumen:  algunas  políticas  que  se  utilizan  para  agrupar  a  los  estudiantes según  su  potencial  académico,  intereses  y  comportamiento,  como  por ejemplo  hacer  que  los  estudiantes  repitan  cursos  o  transferir  estudiantes  a otros centros, pueden ser costosas para los sistemas educativos y, en general, no se asocian a un mejor desempeño de los estudiantes o a oportunidades de aprendizaje más equitativas”, por lo que quizás, haber reunido en una clase a todos estos estudiantes no haya sido la mejor solución. Por lo tanto, como punto de partida para futuros casos, se debería intentar que el alumnado esté en contacto con el resto de compañeros.

Según la OECD, “La  motivación  intrínseca  hace  referencia  a  la  iniciativa  de  realizar  una  actividad  por  placer  y  por  el  interés  de  la  actividad  en  sí  misma.”, por lo que si les invitamos a realizar una actividad con la que se sientan cómodos, no van a poner problemas y aprenderán mucho de la experiencia.

“Generalmente, se considera que un clima positivo de aprendizaje es una condición previa para obtener un mejor rendimiento de los alumnos. Por lo tanto, es importante incorporar a los mejores profesores a las aulas más  complicadas, y asegurar  que  alumnos de  cualquier  contexto  socio -económico se benefician así de un clima positivo de aprendizaje.”

En estas situaciones, hay que proponer planes de mejora en la que se involucren todos (profesorado, padres/madres/tutores y alumnos). Para poder contar con la participación del alumnado y poder conseguir ese cambio, necesitamos que se sientan involucrados en un proyecto en el que se sientan los protagonistas, tal y como se establece en las competencias clave.

Según la OECD, “El aprendizaje se ve dificultado por la ansiedad y la falta de confianza, especialmente entre las chicas.” y esto es algo que también se abordará mediante esta actividad.

Como podemos leer en la página del Ministerio de Consumo, “el adolescente se siente extremadamente sensible a sus acontecimientos diarios, lo que le lleva a magnificar los estados de ánimo que estos le provocan” por lo que las competencias claves van a ser las motoras de esta actividad.

Objetivos básicos y competencias clave abordados en la actividad

Los objetivos básicos abordadas en esta actividad son:

  1. d) Fortalecer sus capacidades afectivas en todos los ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los demás, así como rechazar la violencia, los prejuicios de cualquier tipo, los comportamientos sexistas y resolver pacíficamente los conflictos.
  2. e) Desarrollar destrezas básicas en la utilización de las fuentes de información para, con sentido crítico, adquirir nuevos conocimientos. Adquirir una preparación básica en el campo de las tecnologías, especialmente las de la información y la comunicación.
  3. g) Desarrollar el espíritu emprendedor y la confianza en sí mismo, la participación, el sentido crítico, la iniciativa personal y la capacidad para aprender a aprender, planificar, tomar decisiones y asumir responsabilidades.
  4. l) Apreciar la creación artística y comprender el lenguaje de las distintas manifestaciones artísticas, utilizando diversos medios de expresión y representación.

En la E.S.O. se evalúa al alumnado según los objetivos y las competencias que han adquirido. Las competencias clave son el motor de este proyecto, ya que, al potenciarlas, logramos conseguir los objetivos marcados. “Su dinamismo se refleja en que las competencias no se adquieren en un determinado momento y permanecen inalterables, sino que implican un proceso de desarrollo mediante el cual los individuos van adquiriendo mayores niveles de desempeño en el uso de las mismas.” (Orden ECD/65/2015),

Las competencias clave implicadas en este proyecto son:

  • Competencia para aprender a aprender: En cuanto a la organización y gestión del aprendizaje, la competencia para aprender a aprender (CPAA) requiere conocer y controlar los propios procesos de aprendizaje para ajustarlos a los tiempos y las demandas de las tareas y actividades que conducen al aprendizaje. En este proyecto se aborda:
    • Sentirse protagonista del proceso y del resultado de su aprendizaje
    • Tener la percepción de auto-eficiencia y confianza en sí mismo
  • La competencia digital (CD) es aquella que implica el uso creativo, crítico y seguro de las tecnologías de la información y la comunicación para alcanzar los objetivos relacionados con el trabajo, la empleabilidad, el aprendizaje, el uso del tiempo libre, la inclusión y participación en la sociedad. En este proyecto se aborda:
    • La información. Lenguaje específico: textual, numérico, icónico, visual, gráfico y sonoro.
    • La comunicación. Utilizar recursos tecnológicos para la comunicación y resolución de problemas.
    • La creación de contenidos.
    • Tener curiosidad y la motivación por el aprendizaje y la mejora en el uso de las tecnologías.
    • La seguridad: conocer los derechos y riesgos en el mundo digital
    • Respetar principios éticos en su uso.
    • Tener una actitud activa, crítica y realista hacia las tecnologías y los medios tecnológicos.
    • Valorar fortalezas y debilidades de los medios tecnológicos.
  • La competencia en conciencia y expresiones culturales (CEC) implica conocer, comprender, apreciar y valorar con espíritu crítico, con una actitud abierta y respetuosa, las diferentes manifestaciones culturales y artísticas, utilizarlas como fuente de enriquecimiento y disfrute personal y considerarlas como parte de la riqueza y patrimonio de los pueblos. En este proyecto se aborda:
    • Valorar la libertad de expresión.
    • Desarrollar iniciativa, la imaginación y la creatividad.
    • Manifestaciones artístico-culturales de la vida cotidiana (vivienda, vestido, gastronomía, artes aplicadas, fiestas…).
    • Diferentes géneros y estilos de las bellas artes.
    • Respetar el derecho de la diversidad cultural, el diálogo entre culturas y sociedades.

50 happy days para ayudar a motivar al alumnado

Se propone utilizar una plataforma online, como, por ejemplo, el uso de una red social popular entre el alumnado que queremos ayudar. En nuestro caso, hemos seleccionado Instagram. De esta manera, estamos facilitándoles el uso de una herramienta conocida y con la que se van a sentir cómodos.

Según el Ministerio de Consumo, el alumnado “tiende a hacer una valoración negativa de sí mismo potenciando sus limitaciones y defectos y descalificando todo aspecto positivo.” Por lo que intentaremos que los estudiantes reflexionen y mediten sobre qué es lo que les ha hecho felices a lo largo del día y expresarlo por escrito o gráficamente con el resto de sus compañeros. Esto les forzará a, durante unos minutos, olvidarse de lo negativo y pensar solamente en lo positivo.

Tal y como comentaba en el post anterior Piensa en algo bonito, 100 días seguidos, encontrar momentos clave para darse cuenta de las pequeñas cosas que nos suceden a diario puede ser clave para una persona con problemas de conducta mencionados anteriormente. Según el autor del proyecto original #100happydays, indican que la gente que ha conseguido completar el reto asegura que:

  • Empiezan a darse cuenta de qué los hace felices cada día
  • Están de mejor humor todos los días
  • Han empezado a recibir más halagos de otra gente
  • Descubren de lo afortunados que son de tener la vida que tienen
  • Se han convertido en personas más optimistas
  • Han encontrado el amor durante el reto

Tras varios años transmitiendo esta iniciativa al mundo, la fundación 100HappyDays ha conseguido que alrededor de 1.500.000 personas de 220 países completaran el reto y está consiguiendo resultados increíbles.

En un artículo leí que “Compartir las experiencias positivas conduce a mejorar el bienestar, a aumentar nuestra satisfacción genera y aportar más energía…, compartir nuestra alegría provoca alegría. Hablar de nuestra felicidad es mucho más beneficioso que recordarla o escribirlo exclusivamente para nosotros”, por lo que una de las cosas primordiales que debe medirse en este proyecto es el grado en el que el alumnado se involucre y comparta su felicidad.

Beneficios de esta actividad

Tras realizar este proyecto, el alumnado podrá observar:

  • Un incremento de autoestima y seguridad en sí mismos. Haciéndoles reflexionar sobre las acciones y emociones del día, les hace conocerse mejor. Además, los compañeros/as podrán comentar y hacer preguntas sobre las publicaciones, consiguiendo así que sientan más segur@s y orgullos@s de su vida.
  • Aprendizaje para transmitir el mensaje. No hace falta que se publiquen cosas personales, de hecho, no hace falta que salga el alumno en las fotos. Es necesario saber mostrar en un mensaje su finalidad.
  • Mayor creatividad. Las bases del proyecto indican que las imágenes han de ser distintas, han de ser interesantes para la persona que las ve. Claro está que no a todo el mundo le gustan las mismas cosas, pero es cuestión de perspectiva, originalidad y creatividad.
  • Pensamiento positivo: valoración personal. Cuando tienes que pensar en todo lo sucedido en tu vida cotidiana, eres capaz de valorar las cosas buenas y las cosas que te hacen felices. Siempre intentando sacar el lado positivo de las situaciones.
  • Conocimientos básicos sobre la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter personal y el buen uso de las redes sociales.
  • Menor ausentismo en clase. Al potenciar las competencias clave del alumnado, disminuirá el ausentismo en clase al incrementar la autoestima y la confianza de los estudiantes.
  • Mejorará las notas. Ser constantes en un proyecto y ser diligentes con la tarea propuesta, permitirá que el alumnado sea disciplinado.

Pasos para ponerla en marcha

Escogiendo la red social (plataforma)

En general, se recomienda que el proyecto se base en compartir imágenes y texto utilizando o Tumblr o Instagram. La herramienta seleccionada fué Instagram, ya que en ese momento, el alumnado utilizaba esta red social tan popular.

Descripción de la actividad

Durante 50 días consecutivos, cada alumn@ deberá subir a la red social escogida una foto.

La actividad constará de dos hashtags mínimo. Uno indicando el día en el que se encuentra, por ejemplo: #dia1 y otro indicando el hashtag común escogido bajo consenso por los miembros de la clase, por ejemplo: #50diasfelicesXXX (siendo XXX el nombre del centro o el que el alumnado elija). Además, si la imagen compartida no tiene un obvio significado, se requerirá que el alumnado explique el motivo por el cuál esa imagen le hace feliz ese día.

Lo que deberá subirse a Instagram (o platafroma escogida) cada día es lo siguiente:

  1. Una pequeña descripción de qué es lo que ha hecho feliz de la foto
  2. El hashtag acordado en clase, como por ejemplo: #50happydaysXXX
  3. Añadir el día en el que está, por ejemplo: #dia20

Esto es un ejemplo del post original:

Ejemplo de la actividad 100 happydays

Preparación del docente. ¿Cuál es mi implicación?

  1. En esta actividad no se requieren conocimientos de informática, por lo que cualquier docente de cualquier asignatura podría realizarla. El profesorado podrá contar con la colaboración de otros docentes para así guiar entre todos al alumnado. Se requiere que pida la autorización como se indica en el apartado siguiente y que sea metódic@ en cuanto a el calendario propuesto en el apartado anterior.
  2. Para que el alumnado se sienta apoyado y podamos llevar un seguimiento del contenido compartido por el alumnado. Se aconseja que entren en la red social escogida y se participe activamente junto con los alumnos, compartiendo imágenes, comentando las compartidas por los alumnos e indicando cuáles son las que te parecen interesantes.
  3. Por último, se puede estudiar lo compartido de cada alumno, siempre y cuando cumpla con la Ley de Protección de Datos de Carácter personal y con la Ley del Protección Jurídica del Menor, de manera que sirva como guía para poder orientar las tareas, indicarles un camino a seguir en su futuro o entender qué problemáticas pueden llegar a tener en el hogar o con sus compañer@s.

En total, se estima que la implicación del profesorado para la elaboración de esta actividad es de un mínimo de 10 a 15 horas, pudiendo incrementarse dependiendo de la implicación personal que quiera dedicarle el docente.

El/La profesor(a) decidirá la red social. Además, se deberá establecer una fecha inicial y una fecha final para que los alumnos puedan completar la actividad. En estas fechas, se tendrá en cuenta el margen que conllevaría informar a los padres de esta actividad, crear una cuenta en la red social elegida, y añadir unos días al final para que todo el alumnado que ha comenzado la actividad con retraso pueda acabarlo.

Preparaciones previas con respecto al aula y Autoridad Competente

Normalmente, los centros tienen restricciones con respecto a qué se les permite acceder. Deberías buscar en la Autoridad Competente de tu Comunidad, qué procedimiento deberás llevar a cabo para poder acceder a la red social escogida durante tus clases.

En el caso de la Comunidad Valenciana, Consellería corta el acceso de ciertas páginas para que no se tenga acceso desde la red del centro. Por ello, una vez establecido el período en el que se va a ejecutar la actividad, hay que solicitar a Consellería el desbloqueo el acceso a las redes sociales durante los días iniciales al proyecto y en la fecha establecida como fecha final de la actividad. Para iniciar la solicitud, es necesario realizar una incidencia a la Consellería a través de la plataforma online SAI (Support i Assitència Informàtica), indicando los siguientes datos:

  1. Web/Puerto. Indicar el enlace de la página (o páginas) que se desea desbloquear.
  2. Ámbito. Indicar las IP de las aulas en las que se accederá los primeros días y el último día del proyecto.
  3. Se indicará que el motivo es una actividad para educar al alumnado en el buen uso de las redes sociales y cómo potenciar su uso para motivar al alumnado y cumplir competencias clave del currículo.
  4. Indicar las fechas específicas en los que se requiere que el alumnado acceda a las redes sociales desde el centro.

Encontrando un buen momento para iniciar la actividad

Este proyecto puede llevarse a cabo en cualquier etapa del curso. Sin embargo, se recomienda que se realice al comienzo del curso, ya que así se podrá conocer al alumnado desde el primer momento y poder trabajar en los resultados a lo largo del curso.

Se recomienda que esta propuesta se lleve a cabo durante las horas de tutoría de cada clase, de manera que sirva como proyecto transversal para todas las áreas. Sin embargo, al tratarse de una actividad tan general, podría implementarse en cualquier asignatura y en cualquier curso educativo.

Calendario para el desarrollo del proyecto

A continuación, se propone un calendario para el desarrollo de la actividad. Una semana antes de la fecha en la que se quiere empezar la actividad con el alumnado, se recomienda distribuir una circular informando a los padres/madres/tutores (o mediante el medio comunicación que se estile en el centro) del motivo de la actividad y se le facilitará información sobre el buen uso de las redes sociales e internet, nombrados en el próximo apartado Taller sobre el buen uso de las plataformas en línea. Ya que la actividad puede comenzar en cualquier época del año y en cualquier etapa educativa, se va a hacer referencia a número de día y no a fechas concretas.

DÍAS 1 y 2

Se describe el proyecto y ensañará al alumnado un ejemplo de lo que se pretende conseguir (tal y como se explica en el apartado 2.3 de este post). A continuación, se llevará a cabo el taller informativo mencionado en el próximo apartado del post 2. Taller sobre el buen uso de las plataformas en línea. En mi caso, compartí mi perfil de Instagram, ya que había llevado a cabo la actividad #100happydays y tenía el perfil abierto al público. Esto ayuda a ver la idea y entender el concepto que se explica en clase.

DÍA 3

Se decide un hashtag común y se crean las cuentas de Instagram. Se le recomienda al alumnado la creación de una nueva cuenta pública (siempre y cuando el contenido que se publique no ponga en peligro al menor) y una vez finalizada la actividad, se elimine dicha cuenta. Queda en manos del menor que no quiera eliminarla al finalizar la actividad. A lo largo de la clase les daremos tiempo para que abran su perfil y compartan con el docente cuál es su perfil en Instagram. También pueden seguirse unos a otros, se quedarí todo listo.

DÍA 4

Comienza el proyecto. A partir de este día, el alumnado ya puede compartir sus días felices en la red escogida y con los hashtags mínimos (día que toca y el hashtag común escogido a lo largo de la sesión del día 3). Esta actividad se puede considerar “virtual”, ya que no necesita realizarse en el aula.

DÍAS 4-53

El/La profesor(a) deberá estar al tanto de las publicaciones en Instagram e indicará que le “gusta” en caso de que la publicación sea aceptable y la comentará si lo desea. Participar activamente con el alumnado y formar parte de sus inquietudes diarias es algo que los alumnos valoran, ya que se sienten apoyados e incluso pueden llegar a conectar mejor con el profesorado al no sentirse ignorados.

DÍA 57

En clase se hablará sobre lo que se ha conseguido a lo largo del proyecto. Se propone realizar las siguientes acciones a lo largo de la sesión final:

  • Brindarles la oportunidad de hablar en público. Invitar a voluntarios para que presenten en clase su proyecto de los 50 días felices, dándoles unos minutos de protagonismo, fomentando la comunicación y descripción de cada día vivido.
  • Reflexionar sobre el negativismo y los motivos que nos impedían pensar en los momentos felices y las cosas buenas que tenemos a diario y pasan desapercibidas.
  • Cuestionar cuál es el camino a seguir y qué es lo que harían ellos a partir de ahora para continuar felices a diario.

 

Taller sobre el buen uso de las plataformas en línea

#50diasfelices una captura de la puesta en marcha de la actividad, con más de 700 publicaciones

Los adolescentes están mal informados sobre cuál es el buen uso de las redes sociales y las consecuencias de un mal uso de las mismas. “Los menores gozan del derecho a la libertad de expresión en los términos constitucionalmente previstos. Esta libertad de expresión tiene también su límite en la protección de la intimidad y la imagen del propio menor recogida en el artículo 4 de esta Ley.” (Ley Orgánica 1/1996, de Protección Jurídica del Menor). Hay que enseñar al alumnado las posibles limitaciones sobre lo que publica en Internet.

Es indispensable informar al alumnado en clase antes de comenzar el proyecto con ellos, tratando los siguientes puntos:

  • La inmortalidad de los datos. Cada vez que se publica contenido en una red social se pierde el control sobre ese contenido. Aunque se borre, quedará como mínimo registrado en los servidores de la red social. Cualquiera que lo haya visto puede haber hecho uso de la información, ya sea difundiéndola o copiándola.
  • Fomentar la implicación del alumnado en participar haciendo comentarios sobre las imágenes compartidas por sus compañeros para trabajar en la empatía del alumnado.
  • El proyecto se basa en la creatividad y en las emociones del alumnado. Se deberá fomentar que sean expresivos y que no dupliquen contenido entre ellos ni entre días del proyecto.
  • La privacidad personal en cada red social. Todas las redes sociales disponen de diferentes controles para proteger nuestra privacidad.
  • Cuidado con los permisos de las aplicaciones. Dependiendo de la red social tratada, existe multitud de juegos y aplicaciones, de los que la gran mayoría están desarrollados por terceras empresas. Para poder jugar con ellos, se aceptan unas condiciones y permisos de acceso al perfil que, en ocasiones, se activan simplemente con el botón de “Jugar”.
  • Cuidar la identidad digital. Con tanta información al alcance, se pueden producir situaciones como el robo o la suplantación de identidad.
  • Pensar dos veces antes de publicar algo, ya que una vez publicado no se sabe si saldrá de la red social. Podrán utilizar esa información en su contra. Podría suponer un problema en futuras oportunidades laborales.
  • El uso del lenguaje es muy importante. No publicar insultos ni amenazas. Tratar a los compañeros con respeto.

Además, se debería también formar a los padres del alumnado sobre el buen uso de internet tanto en el centro como en casa. La Consellería de Cultura, Educación y Deporte pone a la disposición de los alumnos, padres y profesores, un libro electrónico sobre “El buen uso de Internet” y “Buenas Prácticas TIC”.

¿Cuándo proponer esta actividad en el aula?

En los centros se suele programar las actividades del curso siguiente sobre Mayo-Junio. Por ello, si te ha gustado esta actividad y te gustaría poder incluirla en el plan del centro, es importante que lo tengas en cuenta en estas fechas. Te invito a que compartas este post y lo comentes con tus compañer@s y adaptar la actividad como veais.

Espero que os sirva y espero vuestros comentarios sobre vuestra experiencia aplicando esta actividad en vuestro centro 🙂

Imprimir esta entrada

También podría gustarte

Dejar un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Rocío Guerrero Pastor.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  CDMON.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Ir al contenido